Click on the slide!

Apolo y Dafne

Vídeoteca mobile porn - Vídeoteca

Texto de la Metamofosis de Ovidio, y vídeo

Click on the slide!

Bronzino y el Amor

Vídeoteca - Vídeoteca

Comentario sobre la "Alegoría del Amor" de Bronzino.

Click on the slide!

Piedad Rondanini

Vídeoteca - Vídeoteca

Aproximación a la última obra de Miguel Ángel.

Click on the slide!

Una aproximación a La escuela de Atenas

El Arte porn cartoon y su mundo - El Arte y su mundo

Una aproximación a la obra de Rafael.

Click on the slide!

Nafea Faa Ipoipo

El Arte y su mundo - El Arte y su mundo

El famoso cuadro de Gauguin, vendido por 300 millones de dólares.

Click on the slide!

Botticelli y la belleza eterna.

Vídeoteca - Vídeoteca

La belleza según Boticelli en su mejor obra.

Click on the slide!

Leon Battista Alberti

Vídeoteca - Vídeoteca

Aproximación a este extraordinario arquitecto del Quattrocento italiano.

Click on the slide!

Petrus Christus

Vídeoteca - Vídeoteca

Petrus Christus, y su famoso "Retrato de una joven dama"

Click on the slide!

William Blake

Otros celebrity nude artistas - Otros artistas

Comentario al artista y vídeo de su obra.

Click on the slide!

Encontrado el Relieve de la Anunciación del Monasterio de Cambrón (Zaragoza)

El Arte y su mundo - El Arte y su mundo

El Relieve de la Anunciación del Monasterio de Cambrón (Zaragoza) encontrado en la Universidad de Yale (USA).

Frontpage Slideshow (version 2.0.0) - Copyright © 2006-2008 by JoomlaWorks
Apolo y Dafne PDF Imprimir E-mail
(2 votos, media 5.00 de 5)
Escrito por Ignacio Martínez Buenaga (CREHA)   

BerniniDafne0

"El primer amor de Febo* fue Dafne, la hija del Peneo, y no fue producto del ciego azar, sino de la violenta cólera de Cupido (...) y batiendo las alas se abrió camino por los aires y fue raudo a detenerse en la sombreada cima del Parnaso, donde sacó de su aljaba portadora de flechas dos dardos de diferente efecto; el uno hace huir al amor, el otro lo produce.  El que lo produce es de oro, y resplandece su afilada punta; el que lo hace huir es romo y tiene la caña guarnecida de plomo.  Este fue el que clavó el dios en la ninfa del Peneo, mientras que con el otro hirió hasta la médula de Apolo después de atravesarle los huesos.  En el acto queda el uno enamorado; huye la otra hasta del nombre del amor.(...)  Febo está enamorado, ha visto a Dafne y ansía unirse a ella;(...).  Advierte que sus cabellos le caen por el cuello sin aliño y se dice: "¿Y si se los peinara?".  Ve sus ojos que resplandecen como ascuas y semejantes a estrellas, ve su boca, que no basta con ver; se extasía con sus dedos y manos, con sus brazos y con sus antebrazos desnudos en más de la mitad; y las partes ocultas las supone mejores aún. Pero ella huye más veloz que la brisa ligera, y no se detiene a estas palabras con que él la llama: "Ninfa, por favor, Peneide, deténte; no soy un enemigo que te persigo; detente, ninfa"(...) Aún iba a seguir hablando cuando la Penea huyó a la carrera, despavorida, y al abandonarlo dejándolo con la palabra en la boca, aun entonces le pareció agraciada; el viento le descubría las formas, las brisas que se le enfrentaban agitaban sus ropas al choque, y un aura suave le empujaba hacia atrás los cabellos; con la huída aumentaba su belleza.  Pero el joven dios no puede soportar por más tiempo dirigirle en vano palabras acariciantes, y, obedeciendo a los consejos de su mismo amor, sigue sus huellas en carrera desenfrenada.(...).  Sin embargo el perseguidor, ayudado por las alas del amor, es más rápido, se niega el descanso, acosa la espalda de la fugitiva y echa su aliento sobre los cabellos de ella que le ondean sobre el cuello.  Agotadas sus fuerzas, palideció; vencida por la fatiga de tan acelerada huída, mira a las aguas del Peneo y dice: "Socórreme, padre; si los ríos tenéis un poder divino, destruye, cambiándola, esta figura por la que he gustado en demasía". Apenas acabó su plegaria cuando un pesado entorpecimiento se apodera de sus miembros; sus suaves formas van siendo envueltas por una delgada corteza, sus cabellos crecen transformándose en hojas, en ramas sus brazos; sus pies un momento antes tan veloces quedan inmovilizados en raíces fijas; una arbórea copa posee el lugar de su cabeza; su esplendente belleza es lo único que de ella queda.  Aun así sigue Febo amándola, y apoyando su mano en el tronco percibe cómo tiembla aún su pecho por debajo de la corteza reciente; y estrechando en sus brazos las ramas, como si aun fueran miembros, besa la madera; pero la madera huye de sus besos. Y el dios le habla así: "Está bien, puesto que ya no puedes ser mi esposa, al menos serás mi árbol".

OVIDIO: Metamorfosis. I, 455-565. CSIC. Madrid 1988, págs 25-30.

*Febo es una forma latina del griego Phoibos (Φοίβος), apodo usado en la mitología clásica para nombrar al dios Apolo.

Dim lights

 
Olivia Arthur PDF Imprimir E-mail
Escrito por Jesús Martínez Verón (CREHA)   

oliviaarthur

Olivia Arthur (Londres, 1980) es una autora tan joven que resulta complicado tratar de su trayectoria. Sin embargo, si que se puede afirmar que resulta meteórica puesto que en ocho años pasó de obtener un diploma como fotoperiodista por el London College of Printing (2003) a ingresar en la Agencia Magnum como miembro de pleno derecho (2011).

Desde luego, observando la extraordinaria calidad y potencia visual de sus imágenes no resulta extraña la proyección internacional de su figura. Especialmente interesantes nos parecen sus series sobre países de Oriente Medio y asiáticos (Arabia Saudí, Irán, Afganistan, India...) aunque el conjunto de su trabajo resulta sin duda fascinante.

Para conocer la obra de Olivia Arthur os aconsejamos, por supuesto, su PÁGINA WEB OFICIAL, pero también que visitéis su sitio en la AGENCIA MAGNUM.

 
Bronzino y el Amor PDF Imprimir E-mail
(2 votos, media 3.00 de 5)
Escrito por Ignacio Martínez Buenaga (CREHA)   

BronzinoVenus0

El Renacimiento y el Barroco son propensos a mostrarnos reiteradamente una interpretación platónica del amor, en la que se contrapone a la falsedad del amor carnal (propio de la sensualidad y por tanto del mundo sensible) la verdad del amor espiritual, del amor ideal, el que mora solo en el sentimiento (propio del mundo inteligible).

Un ejemplo maravilloso de ello es uno de los cuadros más exquisitos y también más complejos iconográficamente de la historia de la pintura. Una pieza manierista del mejor Bronzino que nos seduce con la misma persuasión que Venus juega con Cupido.

La descripción del cuadro es la siguiente: en el centro de la composición se representa a Venus abrazada por Cupido, siendo acompañados a la derecha por el Placer y el Engaño, y a la izquierda por los Celos "y otros tormentos del Amor". A sus pies, las máscaras representan las alegorías de la Tragedia y la Comedia. Por encima de todo ello, el Tiempo descorre una deslumbrante cortina de un azul vibrante.

La interpretación en este caso nos muestra la victoria inapelable de Venus sobre Cupido, es decir la victoria de la Belleza sobre el Amor, que en este caso no consigue por la fuerza, sino de forma sutil y perversa.

Veámoslo: mientras Cupido se siente halagado por el beso de Venus (de lo cual es un signo la almohada que simboliza la seducción), ésta aprovecha para arrebatarle la flecha de su carcaj, con lo que se adueña de sus poderes. Ante ellos, la cara vacía que los contempla simboliza el Fraude del beso, que no es amor sino una mentira tramposa. A la derecha de la representación se completa el léxico simbólico de la escena con la imagen del Placer, representado por una niña de rostro afable en una mitad y de animal en la otra, que porta en una mano un panal de miel pero en la otra un agudo aguijón. Todo lo cual viene a resumir la dulzura (y el dolor añadido) que siempre conlleva el placer, que a su vez es una disposición más propia del animal que del hombre. Sin olvidar el resto de tormentos que como los celos arrastran al dolor a todo aquel que persigue obsesivamente a Venus. Al mismo tiempo, el Engaño representado por un putti feliz, derrama una lluvia de rosas (igualmente falsa) sobre los amantes. Pero finalmente se hace justicia. Porque así como Venus desarma a Cupido con el engaño, así el Tiempo derrota finalmente a la propia Venus, al alcanzar el manto azul con el que el Fraude estaba a punto de coronar y certificar la maniobra.

Y todo ello expresado a través de una serie de recursos pictóricos realmente deslumbrantes: el tratamiento marmóreo de los cuerpos; el trazo preciso y delicado del pincel, la luz pletórica, y un colorido electrizante de azules violáceos y tonos de una intensidad exultante, que envuelven la escena de una tonalidad fría, distante, que en el fondo es lo que convierte la alegoría en algo tan lejano a la realidad mundana.

Ahora se trata de reflexionar sobre el asunto y decidir en consecuencia si es verdad que Venus (la Venus más seductora) puede siempre con el Amor, o por el contrario es el Amor el que triunfa sobre el deseo. Cada cual que decida.

Dim lights

 
John Singer Sargent PDF Imprimir E-mail
Escrito por Jesús Martínez Verón (CREHA)   

jss2

El norteamericano John Singer Sargent (1856-1925) es uno de los pintores más elegantes del periodo de transición entre los siglos XIX y XX. Por desgracia, su figura ha quedado eclipsada en demasiadas ocasiones por los movimientos de vanguardia europeos.

Para conocer un poco mejor a este magnífico artista incluimos un vídeo sobre su trabajo y un par de enlaces web de interés.

Dim lights

EEWEMS es una web específicamente dedicada a John Singer Sargent que incluye una extensa biografía y abundante apartado gráfico.

 
Piedad Rondanini PDF Imprimir E-mail
(5 votos, media 4.20 de 5)
Escrito por Ignacio Martínez Buenaga (CREHA)   

Rondanini0

El final de la vida de Miguel Ángel es una etapa difícil, si ya de por sí fue un hombre atormentado por su compleja vida interior, en esa última etapa aumentaron sus dudas y conflictos interiores, que darán lugar al Miguel Ángel más intimista, más reflexivo y para muchos estudiosos de su figura, también el más platónico. Por eso sus ideas se convierten ahora en forma (y no al revés) y esas formas en arte puro, en un arte de la reflexión y de la Idea más que de la observación de la naturaleza.

El mejor ejemplo de todo ello es su última obra, la Piedad Rondanini. Puede decirse que ella es la culminación de su particular manierismo: alargamiento extremo de los cánones, ingravidez y desequilibrio, pulidos incompletos, y una extraña desazón que nos alcanza al contemplarla. La misma que provocan el dolor y la muerte de un hijo en manos de su madre. No sólo nos transmite esa sensación la disposición huidiza del cuerpo de Cristo que se resbala de los brazos de su madre, a la que se le escapa literalmente de las manos para siempre. Es la talla, esa talla extraña que ha dejado partes pulidas y partes sin hacer la que por una parte nos confunde, pero por otra nos conmueve. Porque ahí está contenida toda la expresividad del dolor: en el escultor incapaz de concluir tanta tragedia y en las figuras incapaces de concretar en una imagen su penar porque eso es imposible. La Piedad Rondanini es así como un suspiro, una pieza frágil que parece decirnos adiós. Miguel Ángel estaba en realidad escribiendo con ella su testamento, y estaba diciéndole al futuro que la creación es una Idea y que esa Idea es el arte.

Qué diferencia con la Pietá del Vaticano, donde prevalecía todavía la belleza. La Piedad Rondanini por el contrario es puro misticismo, es religiosidad profunda y sentimiento, es pleno espiritualidad: la de la unión más allá de la materia entre Madre e hijo. Por eso no importa no haberla terminado, porque no importan la apariencias, importa sólo aquello que la apariencia es capaz de hacernos sentir. En este caso, de hacernos penar.

Dim lights

Rondanini00    Rondanini000

 
<< Inicio < Prev 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 Próximo > Fin >>

Página 1 de 453

Artecreha también en...

facebook2 logotwitter logoyoutube

Publicaciones CREHA

  • Publicaciones CREHA
  • Publicaciones CREHA
  • Publicaciones CREHA

En línea...

Tenemos 114 invitados conectado(s)

logo_premios_premiado_120x120

Premiado en la

convocatoria 2009

edublogs10_150

Opina

Ayúdanos a conocerte mejor. ¿Cuál es tu actividad...?
 

Sobre nuestros contenidos

¿Qué sección de la web te interesa más?