Pirámide del Jaguar. Tikal PDF Imprimir E-mail
(16 votos, media 4.19 de 5)

TEMPLO I. TIKAL

_______________________________________________


_________________________________________________________________________________

S. VII

Civilización Maya. Guatemala

_____________________________________________________________________________________

La civilización maya constituye una de las muestras más perfectas y ricas de desarrollo artístico de todo el arte precolombino. De hecho al arte maya se le denomina en ocasiones el de los “griegos de América”, fundamentalmente por su concepto de la armonía y de perfección técnica. En su conjunto, la civilización maya abarcó espacialmente un amplio entorno mesoamericano que ocuparía parte de los actuales países de Guatemala, SE de México, El Salvador, Belice y Honduras. Cronológicamente, las primeras muestras de esta cultura ya se conocen desde el primer milenio a.c., si bien su momento de esplendor, el llamado Periodo Clásico, se desarrolló entre los siglos III y X de nuestra era. Fue una civilización urbana de gran desarrollo y complejidad, con ciudades tan importantes como Palenque (México), Uxmal (México), Bonampak (Chiapas, México), Chichen-Itzá (Yucatán, México) y Tikal (Guatemala) entre otras muchas.

____________________

De su riqueza artística destaca especialmente la arquitectura, por su variedad, su perfección técnica y su amplia diversidad tipológica. Destacan principalmente los templos y palacios, pero construyeron también sus famosos campos para el juego de pelota, baños termales, fortificaciones, depósitos de agua, etc. Es una arquitectura muy estudiada, tanto en su planificación como en su proceso constructivo, lo que desde luego obligaría a la realización de planos y posiblemente de maquetas previos a su construcción. Predomina la piedra sillar bien escuadrada como aparejo habitual, muy bien labrada y perfilada, lo que unido al cuidado sistema de proporcionalidad matemática de todas las partes con el todo, y al uso de la plomada para precisar la verticalidad de los muros, permiten hablar, en propiedad, de una arquitectura equilibrada y perfecta.

_______________________________________________________________


EL PORQUÉ DE SU BELLEZA 


Probablemente ese sea el secreto de su belleza, el mismo que nos deslumbra de la arquitectura griega, su perfección y armonía, si bien en este caso se añade un plus de monumentalidad a sus edificios. Especialmente a sus pirámides. Las pirámides mayas son en realidad templos, aunque también puedieron servir como tumbas. En el caso que nos ocupa, en la Pirámide I de Tikal, en realidad Pirámide del Jaguar, se trata de una construcción que sirvió de tumba a uno de sus gobernantes más prestigiosos, Hasaw Cha'an Kawil, que en el S. VIII devolvió su antiguo esplendor al Imperio maya. No obstante, la pirámide, como también es habitual, se ve coronada por una construcción menor, rematada en su característica crestería o peineta, que acogería el templo propiamente dicho, dedicado en esta ocasión al Jaguar, animal sagrado para la cultura maya.

No es ésta una pirámide especialmente alta, unos 44 m. de altitud, pero es la verticalidad de los muros, la estrechez del cuerpo piramidal y la inclinación tan empinada de sus escalinatas, lo que le otorga la esbeltez que tiene desde el exterior. Es indudable que en el proceso constructivo tendrían mucho que ver las cábalas astrológicas y la simbología cosmológica de su religión, como una de las razones de la búsqueda de las medidas precisas y de la perfección geométrica de la obra, pero es indudable que contribuyeron decisivamente a completar un magnífico resultado artístico, imponente y hermoso, que a nadie deja indiferente.

 

Comentarios  

 
#1 sabrina 15-10-2011 01:48
meee encanta chicos!!! esta hermoso y me sirvio muchooo ...
Citar
 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar