Civilización PDF Imprimir E-mail
(0 votos, media 0 de 5)

 

000_apolobelvederered

"¿Qué es la civilización? No lo sé. No soy capaz de definirla en términos abstractos... todavía. Pero creo que se reconocerla cuando la veo; y en estos momentos la estoy viendo. Ruskin dijo: "Las grandes naciones escriben sus autobiografías en tres manuscritos: el libro de sus hechos, el libro de sus palabras y el libro de su arte. No se puede entender ninguno de esos libros sin leer los otros dos, pero de los tres el único fidedigno es el último." En general, yo también lo creo así. Escritores y políticos pueden manifestar toda clase de sentimientos edificantes, pero que no pasan de ser buenos propósitos. Si yo tuviera que decidir quién dice la verdad sobre una sociedad, si el discurso de un ministro de la vivienda o los edificios efectivamente construidos en su época, me fiaría de los edificios.

Pero eso no quiere decir que la historia de la civilización sea la historia del arte, ni mucho menos. Las sociedades bárbaras son capaces de producir grandes obras de arte. ... En algún momento del siglo IX debió ser posible mirar por el Sena abajo y ver la proa de una nave vikinga remontando la corriente. Vista hoy en día en el Museo Británico, es una robusta obra de arte; pero a la madre de familia que intentaba establecerse en su pequeña cabaña le parecería menos agradable, tan amenazadora para su civilización como el periscopio de un submarino nuclear.

Se me ocurre un ejemplo todavía más extremo, una máscara africana que perteneció a Roger Fry. Recuerdo cuando la compró y la colgó, y ambos coincidimos en que poseía todas las cualidades de una gran obra de arte. Me figuro que la mayoría de la gente, hoy día, la encontraría más impresionante que la cabeza del Apolo de Belvedere. Sin embargo durante los cuatrocientos siguientes a su hallazgo, el Apolo fue la escultura más admirada del mundo. Habérsela llevado del Vaticano fue el mayor motivo de orgullo de Napoleón. Ahora está completamente olvidado, excepto por los guías de tours organizados, que han llegado a ser los últimos transmisores de la cultura tradicional."

("Civilización", Kenneth Clark, 1984)